31/10/10

BLANCO


Hay nubes que se parecen a
cielo y cielo que se parece a mar
sin que me duela

 

Si se hablara de ti en un día cualquiera
yo te describiría como una tarde,
de esas en que la luz no quiere irse
y la noche resplandece en el alba.

Si se hablara de ti
serías tú nieve
cuando sabe a naranja
a castaña, a recuerdo.

Desconozco la ausencia
en este invierno
- y hablo de ti
como si desde siempre
te tuviera.

9 comentarios:

  1. Es infinitamente bello, es uno de los más bellos que he leído. Es una fiesta para los sentidos tus letras.
    Y yo hablo de tí...de lo buena poetisa que sos.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  2. Qué delicia encontrar tu maravilloso poema esta madrugada en que solamente he leído acerca de desamores y tristezas.
    Hablas de él, y tu forma de hacerlo me emociona las raíces de mi alma.

    Felicitaciones poeta!

    Abrazos y besos desde Copenhague la Eternamente Enamorada,

    Ian.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Clara por contarnos tus pensamientos, bellos.

    Te leo y me emociona, me traes recuerdos y se me pone la piel...

    Un abrazo grande; que delicia leerte.

    Aloe.

    ResponderEliminar
  4. Que belleza Clara, me encanta como descubres tus sentimientos en estos versos, bueno, éste ya te lo lei, pero es igual, hay poemas que uno se cansa de disfrutar.

    Un abrazo amiga transalpina

    ResponderEliminar
  5. Se te llena la boca de ternura y de colores hermosos cuando hablas de ese amor. Es precioso Clara, te invita a acurrucarte en el calor de tus palabras.
    Un beso enorme mi dulce italiana

    ResponderEliminar
  6. Mi linda Clara, qué sería de nosotros, tus amigos sin la ternura enorme de tus letras, sin esa manera tan especial de nombrar el amor, ese que es cielo y mar, y mar y cielo y que nos hace acurrucarnos en tu casita litararia para sentir en nuestra piel tanto cariño desbordado.

    Un abrazo apretadito, bella italiana, tierra de romances eternos...

    ResponderEliminar
  7. Oh, muy bueno...
    Me gusta el contraste que ofreces en la mezcla entre la cotidianidad que inspiras y el hecho de tener conciencia que de lo que se habla no es para nada cotidiano.

    Por cierto, gracias por tu comentario; también te sigo :)

    ResponderEliminar
  8. Me parece un poema precioso, lleno de imágenes y de palabras sencillas y bonitas. Te sigo

    ResponderEliminar
  9. Si se hablara de mí, sería porque ya he de haberme muerto.

    ResponderEliminar