29/11/10

EXISTENCIAS INCONSISTENTES



Llueve en cada calle con sonido diferente
Indiferente a los pasos,
sutilmente sofocante el fracaso.

Se me mojan los huesos
Moldeo mi cerebro
Con frecuencias


                           inestables
               frágiles

      Luces culpables      
llenas de sangre

        incansables  
         corruptas      
                sucias   
                       amables.
 

Y la vida te parece viva
Cuando cambia de vestido.

Sos feliz en el tiempo pequeñito
De tu resplandecer.

 Clara




5 comentarios:

  1. "y la vida te parece viva
    cuando cambia de vestido"

    ¡Vámonos de compras!

    ResponderEliminar
  2. Tu poema, Clara, hace sentir y pensar: replantearse esa pequeña felicidad de nuestro resplandecer; nuestras incoherencias, nuestros fracasos. Una sacudida, vamos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Una gran reflexión Clara, como viene siendo habitual en ti.

    Enhorabuena¡

    Te envío un beso.

    aloe.

    ResponderEliminar
  4. Se me mojan los huesos
    moldeo mi cerebro con frecuencias...

    Que difícil se hace a veces tratar de encontrar el vestido adecuado que nos cambie la imagen de lo que se proyecta, para intentar nuevos amaneceres.

    Ay mi querida Clara, cada vez más profunda, eres flecha que va directo, muy directo, hasta donde nacen las reflexiones en un cerebro, a veces cansado.

    Besos, amiga linda

    ResponderEliminar
  5. Tus poemas a parte de bellos siempre llevan implícita una carga de profundidad que invitan a la reflexión.

    Un abrazo Clara

    ResponderEliminar