24/3/12

EL VUELO

Imagen: tomada por la red


El mar, complice ajeno del crimen más oscuro
Devuelve respiros muertos
Y desesperado se ahoga.



He visto.
Aves gigantes volar en mi cielo
Hacia el río más profundo.
Tuve miedo. Desaparecieron.
Y decidí recordar sus caras
Y decidí no olvidar sus alas.



Libres surcan cielos inmaculados
alas anestesiadas de muerte.
Vidas sin pies caminan en los abismos
de una suerte que sangra de culpa.
Se van sin sentir el viento
desnudos ojos sin rostros,
viajan sin equipaje y sin alba
temblorosos fantasmas  en vuelo
aliento robado a la historia,
trasladadas sombras
de nombres transparentes.

Los ojos se cierran, la arena se quema,
Sombras de muerte, muerte de Sombras
el río se espanta, se cortan sus venas
mientras se cierran las alas
y queda la memoria,
queda la MEMORIA.

El olvido tira sueños para abajo,
niega sus trozos, arrojados al río.
Es el día en que la vida es un hilo ocultado,
desaparecen las estrellas por ser testigos,
muere la luna por tener mirada y por estar
demasiado lejos.

Triste se va la plaza en el día sin los silencios,
se llenará de blanco, se llenará de llanto,
de fantasmas sin abrigo, de cruces sin camino,
de nombres de asesinos.
De gritos.
Es el día en que un vuelo hará todo el ruido.
Y llenará el mundo la Verdad de la Historia.
Ganará la MEMORIA, siempre la memoria.



6 comentarios:

  1. Ese mar, encerrado en un microrrelato, oculta un misterio. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Dios te escuche y nunca se olvide que para matar la miseria de la sombra, para seguir la historia, es necesaria la memoria.
    Que seríamos sin recuerdos...

    Un abrazo de siempre Claire, hacía tiempo ni te veía.

    Lindo sábado

    ResponderEliminar
  3. Me entristece tu poema tan lleno de silencios.
    Esos fantasmas sin abrigo, esos ojos sin rostro, esas sombras de muerte, esas vidas sin pies, etc.
    Me sugiere el caos y la crueldad de una guerra. Tal vez la memoria, impida que volvamos a escribir palabras tan macabras.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. 24 de Marzo. Cada 24 de Marzo, nos llenamos de memoria, de pañuelos blancos, de llantos sin olvido, de vuelos sin regreso.

    Gracias por todos, Clara.

    Un abrazote enorme.

    ResponderEliminar
  5. Hola mi nombre es anna blog romance.
    Soy escritora y una apasionada de las poesias, poemas y relatos. EScribes muy bien, tienes porsa, magia y encanto, te sigo y te espero por mi blog.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Maravilloso patrimonio el de la memoria. Sin él no somos nada, absolutamente nada.
    Precioso y emotivo poema. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar